4 de julio de 2015

IRISTAB nos ofrece un soporte giroscópico para cámaras deportivas. Para sentirse como Valentino....

Hace unos años, todos quedamos impresionados por la cámara giroscópica que montó valentino Rossi por primera vez en su moto, A mi personalmente me daba mas sensación de visión a través del parabrisas de un coche, que la de estar pilotándola. Realmente hubiera preferido una cámara que tomara la bisectriz o ángulo medio, entre la posición vertical y la "tumbada". Para gustos....
Sin embargo, y pese a lo comentado, si que permitía, y permite,  observar la posición del piloto sobre la moto, y una linea del horizonte mas clara.


La proliferación de cámaras deportivas, nos están proporcionando una imágenes increíbles, y ya no solo de manos de profesionales, sino que también los aficionados estamos obteniendo secuencias que hasta la fecha teníamos prohibidas por su complejidad técnica y alto precio.

Fabricantes como GoPro han venido a "democratizar" este mundo de las imágenes personales con unas cámaras de reducido tamaño y prestaciones verdaderamente altas, permitiendo resoluciones FHD (1080p), e incluso Slow Motion, con un manejo escandalosamente sencillo y aun coste razonable. Ya ahora además, tenemos la irrupción de marcas como Xiaomi con su Yi Camera, que ofrece muchas y buenas opciones por menos de 100 €. Increíble.

Tras lo comentado anteriormente, no era de extrañar que en algún momento apareciera un fabricante que ofreciera un soporte para las cámaras mas frecuentes, que tuviera la facultad de convertirse en un conjunto giroscópico. Pues bien, ya lo tenemos aquí, y nos lo ofrece la firma IRISTAB.

El fabricante de origen francés nos ofrece soportes para tres tipos de cámaras diferentes:
El Line-R es para la GoPro 3 y GoPro 4. También se puede utilizar para cualquier cámara que quepa en el soporte, como máximo de 59 x 41 x 22 mm.
El segundo tipo de soporte es para cámaras cilíndricas, y el tercero para cámaras de sección semicilíndrica. Obviamente, con estos tres diferentes soportes se cubre la práctica totalidad del mercado.
Cada Gyrocam es suministrada con una batería recargable USB e incluso una antena GPS, que puede resultar muy útil, si queremos ubicar exactamente nuestra posición, mientras se filma esa experiencia que queremos guardar.

El precio actual está de oferta en 250 €, cuando su precio habitual es de 295€. La verdad es que estamos ante un producto bien hecho y que tiene un precio, que si bien no es muy bajo, tampoco es disparatado.

Si quieres visitar la web del fabricante para obtener mas información, pincha AQUÍ. Aunque incomprensiblemente solo está disponible en idioma francés y el diseño gráfico es penoso. En fin..... en el primer caso, el traductor de Google obrará el milagro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.